Bioéticas. Guía internacional de la Bioética

Portada del sitio > Noticias > «La sociedad moderna tiende a un hedonismo malo»

GLORIA MARÍA TOMÁS Y GARRIDO PROFESORA DE BIOÉTICA DE LA UCAM

«La sociedad moderna tiende a un hedonismo malo»

laverdad.es, 24-01-2009

Sábado 24 de enero de 2009, por Bioéticas. Guía internacional de la Bioética

«El sufrimiento forma parte del ser humano, como la felicidad; es el contrapunto. Si no existiera, no podríamos conocer el polo opuesto»

24.01.09 - POR: M. DE LA VIEJA

Gloria María Tomás y Garrido es farmacéutica y profesora de bioética de la Universidad Católica San Antonio (UCAM). Coordina el máster oficial de Bioética dirigido a graduados universitarios, tanto de formación humanística como a los relacionados con ciencias de la salud, la enseñanza o la práctica jurídica. La asistencia es on-line e incluye la obligatoriedad de asistir al Congreso de Bioética que hasta hoy se celebra en el campus de Los Jerónimos, con asistencia de importantes expertos. Es autora también de numerosos libros sobre bioética.

- ¿Qué es la bioética?

 La ética aplicada a la vida orgánica. En cierto modo es como la conciencia de la ciencia. El mundo en el que vivimos no es un supermercado, es un mundo teológico en el que las personas y la vida natural, tienen su propio significado, con unos valores que hay que respetar. Actualmente se tiende a un hedonismo malo, que convierte a las personas en objetos, ya que incita a confundir placer con felicidad

- ¿En qué campos es más importante la aplicación de la bioética?

 En el inicio y final de la vida. En la sexualidad y en la enfermedad. Curiosamente en la sociedad actual se está llegando a un gran confusionismo entre los conceptos de dolor y sufrimiento. Se dice que hay que eliminar el sufrimiento, cuando este concepto forma parte del ser humano, como la felicidad. Es el contrapunto. Ahora nos venden que hay que buscar la felicidad por encima de todo. Si no existiese el sufrimiento, no podríamos conocer el polo opuesto, es decir la felicidad.

- Según ese concepto ¿es posible la eutanasia para evitar sufrimiento a un enfermo terminal?

 La vida la da Dios y solo a él corresponde quitárnosla. Antes, cuando yo estudiaba, nos enseñaban que el protocolo a seguir en medicina era investigar, curar, consolar y cuidar. Ahora ante un enfermo se habla de esperanza de vida y de calidad de vida. Pero en realidad lo que se quiere es eliminar la parte de cuidar, porque es caro para la Administración y por el sacrificio que puede suponer para los allegados.

- ¿Qué opina de la procreación en laboratorio y manipulación de embriones?

 Creo que no se pueden fabricar personas como si fuesen zapatos o cualquier otra cosa. Se está alterando el concepto de procreación, por el de reproducción. La dignidad de una persona requiere ser concebida por amor entre un hombre y una mujer. Tampoco estética, porque supone elegir un embrión y desechar otros muchos. La naturaleza creadora tiene sus límites y hay que respetarlos.

- ¿El aborto es admisible en algún caso, según los conceptos de bioética?

 Para poner límites a la vida hay que entender bien su significado. Nadie es dueño de la vida que pueda generarse en el interior de su propio cuerpo. Está comprobado que la vida existe desde los primeros días del embarazo, y ese ser engendrado, aunque lleve pocos días en el seno de su madre, tiene todas las potencialidades del ser humano que está destinado a ser,. Nadie puede truncar esa vida. No se puede convertir la cuna de la vida, que es un seno materno, en un pasillo de la muerte.

- ¿Qué opina de la sexualidad aplicándole la bioética?

 La sexualidad humana es misteriosa y personal. Actualmente incitan a los jóvenes a disfrutar de su sexualidad, cuando es más importante enseñar lo que es el amor. Porque sin amor, el placer sexual se queda vacío. Hay que devolver la confianza en el hombre y en sus posibilidades, a través del amor.

- ¿Cómo reaccionan los alumnos ante esta disciplina?

 En general, bien. Los alumnos de hoy día no leen, sino que miran y oyen. Se saben todas las canciones de moda, se ven las películas y series de televisión. Pero a través de ese mirar las pantallas, de ese escuchar temas que hablan de los problemas del hombre, se sensibilizan y comprenden bien los conceptos éticos cuando se les explica.


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto