Bioéticas. Guía internacional de la Bioética

Portada del sitio > Noticias > Diputado Jorge Arabel: Deberán dar a conocer las pautas de Parto (...)

Diputado Jorge Arabel: Deberán dar a conocer las pautas de Parto Humanizado

Cadena Aero (Argentina), 08-11-2010

Lunes 8 de noviembre de 2010, por Bioéticas. Guía internacional de la Bioética

Con el objetivo de garantizar el respeto de toda mujer en situación de parto, de su familia y del recién nacido, impulsan la adhesión de Santa Cruz, a la Ley Nacional Nº 25.929 de Derechos de Padres e Hijos durante el Proceso de Nacimiento.

Con el objetivo de garantizar el respeto de toda mujer en situación de parto, de su familia y del recién nacido, impulsan la adhesión de Santa Cruz, a la Ley Nacional Nº 25.929 de Derechos de Padres e Hijos durante el Proceso de Nacimiento.

El proyecto, impulsado por el Diputado Jorge Arabel, establece la obligación de exhibir una cartelera en lugar visible, que provea información clara y precisa sobre los derechos de las mujeres embarazadas, en las áreas de obstetricia y ginecología de todos los establecimientos públicos y privados del Sistema de Salud de la Provincia de Santa Cruz, y en las sedes de la Caja de Servicios Sociales de la provincia.

Dicha cartelera informará que toda mujer, en relación con el embarazo, el trabajo de parto, el parto y el post-parto, tiene derechos a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pudieren tener lugar durante esos procesos de manera que pueda optar libremente cuando existieren diferentes alternativas; a ser tratada con respeto, y de modo individual y personalizado que le garantice la intimidad durante todo el proceso asistencial y tenga en consideración sus pautas culturales, a ser considerada, en su situación respecto del proceso de nacimiento, como persona sana, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.

De acuerdo a lo normado para nuestro país se considera también, que las mujeres tienen derecho a un parto natural, respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la parturienta o de la persona por nacer; a ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y, en general, a que se le haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales y a no ser sometidas a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación, salvo consentimiento manifestado por escrito bajo protocolo aprobado por el Comité de Bioética.

A estar acompañada, por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y post-parto, es otro de los derechos que la legislación reconoce, como asimismo los de tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales; los de ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar. A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña y los de ser informada específicamente sobre los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el niño o niña y ella misma.

En cuanto a los derechos del recién nacido, deberá informarse que los mismos tienen derecho a ser tratada en forma respetuosa y digna, a su inequívoca identificación; a no ser sometidos a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación o docencia, salvo consentimiento, manifestado por escrito de sus representantes legales, bajo protocolo aprobado por el Comité de Bioética; a la internación conjunta con su madre en sala, y a que la misma sea lo más breve posible, teniendo en consideración su estado de salud y el de aquélla y a que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.

En cuanto a los padres y la madres de la persona recién nacida en situación de riesgo, se deberá informar que los mismos tienen derecho a recibir información comprensible, suficiente y continuada, en un ambiente adecuado, sobre el proceso o evolución de la salud de su hijo o hija, incluyendo diagnóstico, pronóstico y tratamiento; a tener acceso continuado a su hijo o hija mientras la situación clínica lo permita, así como a participar en su atención y en la toma de decisiones relacionadas con su asistencia, a prestar su consentimiento manifestado por escrito para cuantos exámenes o intervenciones se quiera someter al niño o niña con fines de investigación, bajo protocolo aprobado por el Comité de Bioética; a que se facilite la lactancia materna de la persona recién nacida siempre que no incida desfavorablemente en su salud y a recibir asesoramiento e información sobre los cuidados especiales del niño o niña.


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto