Bioéticas. Guía internacional de la Bioética

Portada del sitio > Noticias > La violencia: un problema de salud pública

Reflexión/ Prof. Camilo Perdomo

La violencia: un problema de salud pública

El Tiempo (Venezuela), 17-10-2010

Domingo 17 de octubre de 2010, por Bioéticas. Guía internacional de la Bioética

El Estado venezolano es el único que puede suspender o regular la violencia

Esfuerzo

Como sea que el Estado venezolano actúe, no cabe duda que debe hacerlo de forma inmediata, porque cada día las estadísticas de venezolanos y venezolanos muertos por causa de un atraco o asalto crecen y nuestro hogares además de enlutarse pierden a personas queridas y en plena producción, lo que hace que se convierta en un problema de salud pública, como refirió antes el catedrático Camilo Perdomo.

(MARIANELA MAVAREZ | CNP-6.115) - La violencia en todas sus expresiones es un terrible flagelo que está minando día tras día a la población venezolana, pero se hace más notoria en la inseguridad personal y de los bienes, porque está más a la vista y porque afecta a un gran número de personas de todos los estratos sociales.

Al respecto, se abordó al catedrático del Nurr-ULA, Camilo Perdomo, Coordinador de la Cátedra Libre "Dr. Vicente Scorza" del Instituto "José Witremundo Torrealba" del Nurr y profesor de "Bioética", a quien se le preguntó como abordar la violencia y expresó que "la pregunta que me hace es muy difícil, porque es una pregunta que no tiene respuesta, pero en primer lugar puedo decir que la violencia no se va a terminar en el país ni en el mundo y no hay manera de hacerlo; lo que se puede hacer es una suspensión o regulación de la violencia, eso es lo único que te puedo decir como investigador".

¿Cómo suspender o regular la violencia, profesor?

- En primer lugar, dijo el profesor Camilo, hay que decirle a la sociedad que la violencia es potestativa del Estado, porque éste tiene los órganos para ejercer la violencia a través del Ejército, la Policía y la Guardia Nacional, son los únicos que están autorizados a ejercer la violencia, por eso el Estado les da el permiso para portar armas y les paga sus buenos sueldos (en algunos casos, sobre todo a los militares), o debe pagarle buenos sueldos, porque el Estado es el único que puede suspender o regular la violencia. Es el Estado quien ejerce esas funciones no es el Gobierno, porque el Estado son las instituciones y deben trabajar para la colectividad.

Indicó el experto que lamentablemente los jóvenes, quienes muchas veces no tienen oportunidad de trabajar y tienen que llevar sustento a sus hogares tienen las armas como sus herramientas de trabajo, así como los periodistas tenemos como herramientas la libreta, bolígrafo, grabador y cámara fotográfica, pero aún con ellos pueden ejercer la violencia; porque hemos visto como medios del gobierno o la oposición ejerce la violencia a través de los mensajes que emiten. También se nota la violencia en docentes y profesores hacia sus alumnos, cuando los expulsan de sus liceos y les violentan con ello sus derechos o cuando los corrigen de mala manera, y en otros ámbitos también se ve la violencia, la cual se ha convertido en un problema de salud pública que hay que afrontar pero genera muchos costos.

Con respecto a los robos y asaltos en las busetas, explicó, que colocar cámaras dentro de las unidades para ver quien entra o baja y así verle la cara al delincuente, pero eso será difícil, porque si no aceptan el aumento del pasaje, en esas busetas en su mayoría en mal estado, menos harán ese gasto. Además, el presidente Caldera, Dios lo tenga en la Gloria, nos dejó el COPP (Código Orgánico Procesal Penal) que protege al delincuente y vemos en la prensa como sale con la cara tapada y el policía con la cara abierta y expuesta; entonces atrapan al delincuente al rato lo sueltan y muchas veces va al lado de los pasajeros pero uno no sabe, porque no lo conoce porque eso de taparle la cara, entonces en ese caso los ciudadanos están desprotegidos.

El profesor Camilo Perdomo siguió citando que el problema de la violencia es difícil de abordar porque por ejemplo, sí el Gobierno a veces no puede controlar a la población penal, que es un espacio reducido y se ven armas y hasta granadas dentro de los mismos, que dicho sea de paso no son la mujeres que visitan los penales quienes las introducen dentro de sus vaginas y eso suena fuerte, porque existe un personal que controla todo lo que se introducen en los penales, entonces ustedes me dirán cómo sucede eso. "Entonces nos preguntamos: Cómo va a hacer el Gobierno para desarmar a todo un país con 26 millones de habitantes, eso es todo un trabajo".


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto